MATE SIN FRONTERAS

“Queremos que se identifique lo que genera el acto de tomar mate, donde las personas confían, y pueden compartir un mate hasta con un extraño. Los valores de la amistad, la camaradería, la fraternidad, el abrazo, la contención, la compañía… Las personas tienen una actitud de encuentro, no importa el estado de ánimo, la frase “tomemos un mate” es una clara invitación al diálogo”. ¿Nos sumamos? ¿Tomamos unos mates?

Mate sin fronteras es un proyecto de inclusión formado por tres amigos. Tres historias muy distintas unidas por la pasión de descubrir el mundo con una mochila en la espalda y un mate en la mano. Una amistad que nació en Ecuador cuando caminos de búsquedas y sueños se juntaron en una misma ruta. Wally, Diego y Fernando. Soñadores de oficio. Viajeros del alma. Materos de vocación. Nacidos en el interior de la provincia de Buenos Aires, Argentina. Ahí donde la pampa es húmeda y plana. Ahí donde el pampero regula las lluvias. Ahí donde el mate es sinónimo de amistad.

El mensaje de Mate sin Fronteras nace desde hace tiempo, cuando Wally tomó su primer mate con su abuela. El mate fue, y es, para él un punto de encuentro. Encuentro que se generaba cuando el mate pasaba de su mano a la suya, creando un espacio aún de silencioso diálogo. Hoy con más de 10 años con Alzheimer, mientras que los libros y los médicos sostienen que no es posible comunicarse con pacientes en esta situación, Wally dialoga con su abuela a través del mate.

El mate borró la frontera más importante, la incomunicación. Desde ese momento soñó con Mate Sin Fronteras, dispuesto a difundir sus valores. El mensaje fue compartido con sus amigos Diego Martin Massico y Fernando Decundo y juntos crearon este sueño de viajar promoviendo el consumo del mate como una cultura de encuentro, unión, diálogo, agradecimiento. Así surgió la idea del primer Delivery de Experiencia.

En palabras de Wally… “En nuestro camino por Europa, vamos a brindar un servicio gratuito a todas aquellas personas que por medio de nuestros sitios virtuales y prensa local en cada ciudad, soliciten una mateada a domicilio. A diferencia de otros “deliverys”, el nuestro no termina cuando tocamos timbre, sino que comienza en ese preciso momento. Establecida la ronda, no regalaremos yerba, ni venderemos mate. Nuestro servicio consiste en compartir toda la experiencia de tomar un mate. Por tal motivo, fue necesario viajar previamente a Paraguay, Uruguay, Brasil y Argentina, para conocer la historia del origen del mate, sus distintas modalidades de consumo, su producción, su siembra, su cosecha, el olor a la cosecha, el sapecado, canchado, moliendas, estacionamiento.

17814272_1857701771160286_2300686216674973761_o

Al mismo tiempo, planteamos al mate como aquel que puede borrar cualquier diferencia cultural. Por eso hablamos de un Mate Sin Fronteras, porque acerca, porque al compartir borra en un instante todas las diferencias. Imaginamos y deseamos que personas de distintos países lo prueben y adviertan este mensaje. En pequeñas pruebas realizadas, hemos visto el efecto: probar un mate por primera vez tiene en las personas, aún sin diálogo ni demasiadas explicaciones, el “efecto del ritual de la mateada”, que conlleva a un momento de encuentro y amistad e infunde alegría.

Es “sin fronteras”, porque no se identifica con ninguna bandera. Por lo que en este proyecto buscamos que todos los países que conforman la comunidad matera puedan participar. Con la historia Guaraní, los hermanos paraguayos. Con la producción Argentina, quien es el principal productor. Brasil con el Cimarrao. Uruguay, siendo el mayor consumidor per cápita.

El valor más importante: el mate y la mateada. Los argentinos conservamos la tradición de “la mateada” como un encuentro de amigos. La primera frase de camaradería que un amigo hace en su casa cuando recibe una visita es: “¿tomamos unos mates?” Aun así, cuando una persona toma sola, el encuentro es con su interior, porque el mate acompaña situaciones de reflexión, análisis o relax y se convierte en una compañía.

EST_7711

Ahora estamos en Europa. Y que nuestra misión número uno sea aquí no es una casualidad. Tras la llegada de los europeos a América, la cultura de este continente se vio influenciada con muchos componentes culturales de Europa. La fusión de culturas llevó a la creación de nuestra identidad, como lo podemos observar en danzas folclóricas como la Chacarera (con Guitarra como instrumento esencial), o en el Chamamé (con el acordeón). Sin embargo, el mate no alteró su identidad. El Padre Guillermo Furlong decía refiriéndose al mate: “… debe considerarse esta infusión, tanto por sus orígenes, por su antigüedad en vigencia, como la única modalidad esencialmente privativa de nuestro folclore”. Es por eso, que creemos que es momento de ser nosotros los que compartamos una cultura de América a los europeos. Recordando que el mate es una costumbre que adoptaron gran parte de nuestros ancestros de raíces europeas y que ha contribuido en gran medida al encuentro de esas diversas culturas.”

Wally nos cuenta que ahora están en Francia. Luego de haber estado en Inglaterra, Italia, España y Portugal.  ¡Qué satisfacción conocer este grupo de amigos tan aventureros y generosos! ¡Les deseamos que no dejen de soñar y compartir!

Para seguir sus aventuras…

https://www.facebook.com/vivirsinfronteras/

https://www.instagram.com/matesinfronteras/?hl=es

 

 

Un comentario en “MATE SIN FRONTERAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s