DE LA ANSIEDAD IMPERIAL AL PODER REAL

Es un día normal. Te estás preparando como todos los días para salir de tu casa cuando, de repente, empezás a sentir que el corazón te late fuerte, la cabeza no te para, te invaden miedos  irracionales, te transpiran las manos, o te tiemblan las piernas. Te preguntás si te estás volviendo loco o qué. Estás teniendo un ataque de ansiedad.

Viena es una ciudad donde podría vivir. Fue amor a primera vista, aun con el río Danubio que no es azul. Recorriéndola con mi papá, decidimos tomar el tren para visitar el palacio Schönbrunn a las afueras de Viena. Un palacio empalagosamente barroco que era la residencia de verano de la familia imperial donde vivió la emperatriz Isabel Eugenia, más conocida como Sissi.

Los jardines del palacio son de una inmensidad y belleza exquisitamente alucinantes. La abundancia de flores, verde y pájaros, te hacen sentir que estás en la antesala al paraíso.

Me había filmado diciendo estupideces para mostrarlo. Lo que no me pareció estúpido fue reflexionar sobre ese lugar tan divino y pacífico: Nadie de la familia imperial hubiera necesitado tomar un calmante porque el lugar ya es un ansiolítico natural en sí mismo, era imposible sentir ansiedad, miedo o pánico. ¿Quién podría estresarse en un lugar así?

VIDEO: https://youtu.be/MpZPlo9cbUI

Clonazepam es el psicofármaco de moda que consumen miles de personas todos los días para aliviar la ansiedad, insomnio, nerviosismo o estados depresivos. Las emperatrices también sufrían de ansiedad. El infierno y el paraíso convivían en el mismo lugar y en la misma época.

La Emperatriz Sissi fue una incomprendida; una avanzada para su época por su personalidad independiente y rebelde por las normas sociales. Luchaba contra lo establecido y nadie supo ver la tristeza profunda, la vulnerabilidad que se escondían detrás de esta mujer poderosa que logró encandilar al emperador de Austria.

Detestaba el protocolo ridículo de la corte imperial vienesa, de la que se mantuvo alejada durante el mayor tiempo posible y hacia la que desarrolló una fobia que le provocaba unos trastornos psicosomáticos de cefaleas, náuseas y depresión nerviosa.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una Sociedad Empastillada

La ansiedad, la depresión y el pánico atraviesa paraísos, imperios, épocas y tienen tanta vigencia hoy como en esos tiempos imperiales. En Estados Unidos, 40 millones de personas, 18% de la población, sufren de trastorno de ansiedad. En Argentina, ocho millones de argentinos consumen psicofármacos para superar trastornos de ansiedad, insomnio, nerviosismo o estados depresivos. Un dato tremendo: En los últimos 10 años en Argentina, el consumo de clonazepam creció 132%. Una cifra récord de consumo.

image6

Fuente:  elsalvador.com, Noviembre 2015

Durante años sufrí de ansiedad. Los síntomas son alertas insoportables sobre algo que no está bien. Cuando no sos consciente de lo que está funcionando mal, el inconsciente se encarga de tirarte la puerta abajo sin permiso para que entre cualquier tipo de síntoma. Te dejan knock-out y la única opción es empezar a escucharlos, estudiarlos, entender por qué aparecieron. Pero lo más importante de entender:

¿Para qué la ansiedad?

¿Para qué el miedo?

¿Para qué la angustia?

En principio, una pastilla posiblemente solucione en forma temporal el malestar a nivel superficial para seguir adaptándote, o sobreadaptándote, de manera artificial al sistema en el que venías interactuando. A veces, los síntomas son tan fuertes que te sacan del sistema por completo y no podés salir ni a la esquina.

A nivel profundo, los síntomas aparecen para decirte que es hora de cambiar, es la oportunidad de transformarte en tu mejor versión, y destruir todas las incoherencias que te intoxican para construir una vida que sea coherente entre lo que pensás, sentís y hacés. Es despertarte de la inconsciencia anesteciada de todas las mentiras, ilusiones falsas y todo el bullshit que te creíste. Hasta ahora. Porque a partir de ahora, empieza una transformación.

Un Nuevo Imperio

El miedo y la ansiedad son el nuevo imperio que nos gobierna. El miedo es el gran emperador que te esclaviza a vivir una vida miserable, gris, sin pasión, sin libertad, de una pobreza emocional y espiritual extrema. Sometido a un reinado de valores falsos que enferman.

Pero a todo imperio le llega su fin. Ningún imperio se salvó de su decadencia. Ni el romano, ni el ruso, ni el británico, ni el alemán, ni el austrohúngaro. Incluso el imperio americano ya entró en su etapa decadente hace tiempo. Como escribe el autor neoyorquino Morris Berman sobre la caída del imperio americano: “Me parece que implicaría un cambio completo de conciencia”.

Al imperio del miedo también le llega su fin cuando despertás de la inconsciencia.

De La Ansiedad Imperial Al Poder Real

Hay muchas maneras y montón de tratamientos para terminar con la ansiedad. Meditación, terapia, constelaciones, core energetics, yoga, reiki. Quizás una combinación de todas, o el método que te funcione mejor.

image7

Cualquiera sea el tratamiento, vas a conocer y entender las multicausas que te generaron la ansiedad y cómo enfrentarlas. Afrontar tus sensaciones físicas, tus miedos, perder el miedo al miedo, sintiéndolo conscientemente. Redescubrir tus heridas emocionales guardadas durante mucho tiempo.

Reconectar y recordar quién sos realmente. Una persona vulnerable, ¡gracias a dios!. Esto hace que se caigan todas las barreras. Reencontrarse con la libertad de elegir. Elegir qué pensar, qué decir y qué hacer. Transformar la ansiedad en poder REAL.

Sin necesidad de ser una emperatriz, o quizás sí, una emperatriz o emperador poderoso y libre para reinar el imperio personal que decidas construir.

Buda decía que el que es dueño de sí tiene más poder que el dueño del mundo.

¿Dónde está tu poder real?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s