UN RINCÓN PARA CELEBRAR LA VALENTÍA DE VIVIR

Agra, provincia de Uttar Pradesh, India. El Taj Mahal.

Uno de los monumentos más conocidos de todo el planeta. Así de maravilloso es con lo que uno se encuentra al verlo en persona. Así de concurrido también. Lleno. De extranjeros, como nosotros, y de indios que lo visitan por primera vez. Salvo Baljinder, nuestro taxista (y amigo, ya a esta altura habíamos compartido 14 días viajando juntos). Él había estado allí muchas veces y le seguía pareciendo admirable.

Pero, pese a su belleza y su trágica historia, el Taj Mahal no fue mi único recuerdo del lugar.

DSC_4812

Agra es una ciudad fea. No dice nada. Es grande, tiene dos estaciones de trenes -que para India, es como tener dos aeropuertos internacionales en una misma ciudad-. Hay mucha gente y es un lugar que conecta el sur con el norte. Aquel día en que visitamos el Taj Mahal pasó sin mayores sorpresas. Todo muy lindo. Como en tantas otras ciudades, vimos cazaturistas, mendigos, falsos mendigos, mutilados y falsos mutilados. Niños vendedores que hablan 5 idiomas… ese arte de aprenderse los latiguillos de cada lengua para sacarte una sonrisa y así poder dejarte con las defensas bajas y ofrecerte alguna chuchería de las que venden. Qué habilidad. Cuesta imaginarse que esa inteligencia esté en la calle. No la aprenden en la escuela, porque no pueden ir. Aprenden de sobrevivir. Esas palabras en surcoreano, chino, alemán, español, hacen que al menos le prestes atención. Su inglés de la calle ya es un poco mejor, y su hindi natal hay días que ni lo usan…

La calle es dura. En India un poco más.

Aun así caminamos en esas calles hasta un restaurante. Uno de esos para extranjeros. Lindo por fuera. Iluminado. Decidimos terminar el día con una cena liviana, para bajar pulsaciones y relajar un rato. Entramos al lugar, y algo nos llamó la atención… Las mozas -o meseras-, tenían anteojos de sol grandes y oscuros. En fin, seguimos hasta la mesa. Nos saludaron en inglés y nos dejaron un agua en la mesa junto con la carta (es muy típico que a veces en hoteles o algunos lugares te ofrezcan un agua de cortesía). El lugar, muy lindo decorado, con cuadros, pinturas, y una biblioteca llena de libros que fueron juntando y la gente fue dejando. Raro en India encontrar un lugar así. Además en un rincón había un stand de venta de vestidos y remeras. También algunos souvenirs del paso por el Taj, pero diferentes de los que encontrás a cada paso en la ciudad. Estos eran más artesanales.

Sabés que cuando sos la única mesa ocupada en un restaurante, la incomodidad a veces se siente. Las meseras nos miraban. Y nosotros mirábamos a las meseras. Tenían algo raro en su rostro, además de esos anteojos negros. Observábamos con esa desconfianza de que, en India, lo “raro” para nosotros puede aparecer en cualquier momento.

Y así fue. Ojeamos la carta en un intento de tranquilizarnos. Y ahí entendimos. Nos miramos con Sofía, y a los dos nos brillaban los ojos. Se nos caían las lágrimas por las mejillas. Se nos nublaba la vista y no podíamos decir nada. Un nudo en la garganta. Más que nudo, un remolino de emociones difíciles de tragar… En la carta, te contaban cómo habían llegado y construido ese lugar. Un lugar para “sobrevivientes”, como se auto-llaman ellas. Al contar su historia, trataban de ayudar a las demás personas a seguir adelante. Porque creían y habían entendido que eran más que lo que se veía de ellas. Eran más que un rostro y unos ojos quemados por ácido. Producto de la violencia de género, están sufriendo. Pero aun así, supieron transmitirnos su valor, su fuerza, su coraje y nos hicieron entender que los problemas pueden superarse.

IMG_20160210_200141

Nos abrazamos, bailamos y charlamos sobre sus historias. Duras, pero lindas. Si pasan por Agra algún día, no sólo vean el Taj, les recomiendo un lugar donde ¡se celebra la vida!

– Maximiliano Zega

Un comentario en “UN RINCÓN PARA CELEBRAR LA VALENTÍA DE VIVIR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s