UN VIAJE, UN AMOR Y UNA VIDA EN EGIPTO

“A mis 50 años nunca imaginé cruzar “el charco” -como dicen los argentinos refiriéndose al Océano Atlántico- por amor e instalarme en Egipto. Mi primer viaje a esta maravillosa tierra de Faraones fue en agosto 2012. Una experiencia increíble y bastante alocada, ya que decidí mi viaje sin mucho dinero y sola sin saber casi hablar inglés, idioma básico para cualquier viajero.

Viajé a conocer a ese hombre que me había enamorado desde tan lejos y por internet, y a conocer su país, del que tenía referencias sólo por los libros del secundario y de mi carrera docente. Cuando llegué a Cairo y salí del aeropuerto, lo primero que me impresionó fue el calor agobiante y que casi me hacía faltar el aire. Esa misma noche navegué por el Nilo, a pesar de mi cansancio ¡no me lo quise perder! A la madrugada me desperté de un sobresalto al escuchar fuertes voces que venían del exterior y confieso me asusté un poco, ya que estaba sola en el hotel…

 

marcela

Hasta que al otro día quien hoy es mi esposo me dijo que ese era el llamado al rezo. Mi mayor deseo en Egipto era conocer las pirámides. Cuando estuve parada allí frente a ellas sentí que me embargaba la emoción y no podía dejar de mirarlas. Fue un momento inolvidable.

La vida y cultura aquí es totalmente diferente de lo que conocía pero me fascinó y fue así que luego de mi segundo viaje en 2013, con mi esposo decidimos que viviríamos en este país. Aprendí a convivir con este mundo desconocido y hoy me siento feliz de estar aquí…”

– Marcela Rodríguez Bugallo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s