JAPÓN: EL ¿DIABLO? ESTÁ EN LOS DETALLES

“Japón es para mí un país que primero piensa y luego hace. Sin dudas todo está hecho para que sirva a lo que tiene que servir.

Por ejemplo, si te sentás en el banco para esperar al tren vas a ver que éste tiene una hendidura para que las personas mayores puedan apoyar su bastón sin que se les caiga. A pocos metros, marcas en el piso te indican el lugar donde tenés que hacer la fila, exactamente donde estarán las puertas de ingreso de cada vagón. El tren llega siempre puntual.

En las estaciones de “cabecera” aguarda el equipo de limpieza. Dos o tres personas al lado de cada puerta. Ni bien el tren está vacío entran. Uno saca el apoyacabeza, otro lo reemplaza. Mientras, otro va sacando la basura. Todo en simultáneo. Todo organizado. En cinco minutos el tren queda impecable. Como todo en Japón, donde he visto al personal de limpieza barrer sobre lo limpio usando guantes de un blanco impoluto.

Eso sí. Nos ha pasado de entrar al vagón y ver todos los asientos dobles ocupados solamente por una persona y a nadie se le ocurre cambiarse de lugar y dejarnos a mí y a mi amiga sentarnos juntas”.

– Guillermina Providenti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s