EL JARDÍN DEL EDÉN EN NEPAL

“Las puertas del monasterio se abrieron y me recibió un monje rapado que vestía una túnica bordó. Mi guitarra no podía ingresar, así que él ofreció cuidarla durante mi estadía. Accedí sin titubeo. ¡Estaba tan ansioso por entrar! El hombre me fue llevando hacia los dorms. En el camino nos cruzamos con decenas de niños monjes que estudiaban el budismo tibetano. Finalmente, el jardín central. Pasto verde claro. Árboles perfectos en su simetría. Pájaros entonando melodías algo orientales. Y unas pocas personas sumergidas en su lectura.

¿Será este el jardín del Edén? Pensé.

20 Abril TABU insta HISTORIA Foto de Mauro. Lugar- Kopan monastery en kathmandu

Apenas llegué a la habitación, dejé mi equipaje y me fui. De vuelta al Edén. Me recosté sobre el verde manto natural, cerca de los lectores, para unirme a ellos. Descargué todo mi peso sobre el suelo. Tenía la mirada fija hacia el cielo, hacia una cierta extrañeza. Pensaba lo lejos que estaba de mi gente y lo loco que era todo allí en Nepal… la cultura, las ciudades, las creencias. Era otro mundo…  Hasta que escuché un che ¿me pasas el mate? Y la distancia de repente se hizo añicos. Estaba lejos, pero estaba en casa.
Yoga de mañana, comidas y caminatas en silencio, partido de fútbol con los monjes. ¡Lindos recuerdos!”

– Mauro Magnetto

Un comentario en “EL JARDÍN DEL EDÉN EN NEPAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s