PERDIDO EN NAGOYA

2-febrero-_-alvaro-dominguez-_-perdido-en-nagoya-1

“Un día lluvioso de abril comenzó mi vida de estudiante en Nagoya, Japón. Mi paraguas y campera impermeable estaban en el fondo de la valija. El mapa era indescifrable. Era un caso perdido. Perdido y cansado: 30 horas de viaje duelen en todos lados. Me acerqué a una señora mayor para preguntarle cómo llegar a mi hospedaje. La mujer me cubrió con su paraguas y se ofreció a acompañarme hasta la puerta del lugar. Ella terminó empapada, yo anonadado por la bondad de esa señora que sin conocerme me cuidó como a un hijo”. – Álvaro Domínguez

Foto: Nagoya, Japón.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s