YO INVITO

“En mi última noche en Ho Chi Minh City, me quedé sin compañeros de cena y encaré para un bar cerca del hostel, donde el día anterior me había fascinado un plato local llamado pho bo kho. Fui y me senté en una mesa como para 4. Al rato, el camarero me preguntó si me molestaba compartir mi mesa y lógicamente respondí que no. Así fue que se sentaron frente a mí Kim y Chang, una pareja local. Él coreano, ella vietnamita, ambos promediando los 40 años. Él hablaba un poco de inglés, ella nada. Así comenzó una hermosa conversación donde las palabras escaseaban pero sobraba voluntad y buena onda. Les conté de mí, de mi viaje al sudeste asiático, de mi partida a Hoi An al día siguiente para luego seguir a Hanoi, de lo mucho que me gustaba la comida local, especialmente el pho bo kho. Ellos se sorprendían de que teniendo 30 años fuera soltero y viajara solo o incluso de que se me hubiera ocurrido ir hasta allí viniendo de Argentina. Finalmente, las palabras se acabaron y decidí volver a mi hostel. Pedí la cuenta, 75000 dongs, una auténtica ganga. Me disponía a pagar cuando Kim me detuvo y me dijo que él invitaba. Le insistí en que no era necesario pero no hubo caso. “Para que te la gastes en Hanoi”, me dijo. Y ahí nomás entendí una de las razones para viajar: el mundo está lleno de buena gente”.

– Martin Trombeta 

https://www.instagram.com/trombettamartin/

https://www.instagram.com/taburete.hd/

https://www.facebook.com/taburete.hd/

martin-trombetta-yo-invito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s